MENSAJE SIN DESTINO. Mario Briceño Iragorry

Don Mario Briceño Iragorry (Trujillo 1897- Caracas 1958) uno de los grandes intelectuales del siglo XX venezolano, no se conformó con estudiar nuestro país, pensarlo y escribirlo, todo lo cual hizo con brillo de excelencia, sino que también se atrevió a luchar por él incursionando en los agrestes predios de la política.

Senador y Presidente del Congreso, ocupó así mismo cargos ejecutivos y diplomáticos en una carrera pública distinguida. Conoció la cárcel y el exilio. En 1952, escuchó “la voz profunda de la tierra” y aceptó la candidatura de Unión Republicana Democrática a la Constituyente, en el puesto número 2 de la lista del Distrito Federal detrás sólo de Jóvito Villalba. Las elecciones se desarrollaban en una dictadura, URD y COPEI mantenían una precaria legalidad acosada por la represión, AD y el PCV estaban proscritos. La dirección de AD llamó a la abstención, pero la mayoría de la gente salió a votar y derrotada por el pueblo, la dictadura cambió el resultado pero en vez de legitimarla, el fraude la deslegitimó.

La elección se celebró el 30 de noviembre. Con motivo del 65º Aniversario de aquella jornada de victoria democrática y popular en la larga lucha de los venezolanos contra las dictaduras, publicamos este ensayo suyo Mensaje sin destino, porque somos sus destinatarios y se trata de nuestro destino. Nos anima estimular una reflexión de ciudadanía en nosotros, los venezolanos de este tiempo áspero, en nombre de nuestra compañera invencible la esperanza.

Ramón Guillermo Aveledo
Presidente
Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro

 

Descargue aquí el ensayo  Mensaje sin destino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *